Gerontocracia, química y clase. 

La clase propietaria toma Viagra. La dirigente, cocaína. Y la explotada MDMA. Las dos primeras consumen drogas se la actuación, la tercera de la felicidad. 

 

Luis