No es la velocidad, es la aceleración.

Asistimos a una redefinición de la aceleración. Ya no es espacio entre velocidad sino volumen entre velocidad. El volumen de transacciones entre la velocidad de la transacción. Ya no es la distancia recorrida sino el volumen acometido. Es lo que sucede, por ejemplo, en el high frequency trading. El volumen es el total de micro-operaciones realizadas (que son una); la velocidad es el tiempo en el que se realizan esas operaciones (que son una). Es lo que sucede, por ejemplo, en la logística. El volumen es el total de palés desplazados(que son uno); la velocidad es el tiempo en el que se realizan esos desplazamientos. Y ese ser «uno» es importante puesto que en ello reside la clave de la aceleración sin movimiento. El espacio queda reducido al volumen de un único objeto por lo que desaparece, y en la desaparición del espacio desaparece el movimiento. Es aceleración sin movimiento. Un espacio de un único objeto en movimiento no es espacio. Es indeferenciable de la nada. Por eso hoy prima la aceleración sobre la velocidad, en un mundo en el que nada cambia.

 

Luis