Novelas

Ya bien entrados los 40 me senté a escribir mi primera novela. Y al año la concluí. Y no había quedado mal, o eso me parecía. Se titulaba Artrópodos y fue publicada por AJEC, un pequeño sello editorial granadino especializado en ciencia-ficción al que estaré siempre agradecido. El libro tuvo buena recepción y recibió un premio, no recuerdo el nombre, que la declaraba como una de las 10 mejores novelas del género publicadas ese año en Expaña y Latinoamérica.

Artrópodos

Artrópodos.

Texto promocional: ¿Conoce usted a Juan Onésimo 1? Permítame que le presente a Juan Onésimo 2. Seguro que le encantaría compartir una velada con Juan Onésino 3… Artrópodos es un thriller matemático, la historia de Juan Onésimo en su lucha por desenmascarar a los demás juanes de la serie. Pero también hay otro Artrópodos, un relato sobre la construcción de la identidad. Y aún hay más: Artrópodos es la primera novela claustrofóbico cómica plagada de insectos, equipos de exterminio y Museos Nacionales de Ciencias Naturales…


Feliz Año Nuevo

Publicada Artrópodos recibí un mail de Minotauro. Que querían publicarme una novela, en algo así como una jugada comercial que, por supuesto, salió mal –y hoy puedo decir que me alegro de ello–. Escribí Feliz Año Nuevo, un libro con el que tengo una relación ambivalente. Por una lado me disgusta, porque es un libro negociado con la editorial, que yo no habría escrito jamás; y por eso mismo me interesa, porque es un libro que sin la editorial jamás habría escrito. En cualquier caso, ahí está. Recibió buenas críticas y algunos lectores me han comentado que les gustó.

Feliz Año Nuevo.

Texto promocional: ¡Alerta! ¡Alerta! La Tierra está siendo invadida. Orión es un gliesano teletransportado a la Tierra con un único objetivo: conquistar el planeta antes que sus competidores deGliese b y Gliese d. Orión está seguro de su éxito, no en vano es uno de los mejores jugadores de videojuegos de simulación de su planeta. Además, cuenta con la inestimable ayuda de OC08/LTb, el súperordenador que lo guía desde una órbita espacial cercana a la Tierra, 08 para los amigos. ¿Qué sucede cuando una inteligencia superior intenta invadir la Tierra? ¿Puede enfrentarse un ordenador súperinteligente a la particular manera de entender el mundo de los terrícolas? ¿Cómo somos a través de la mirada de un ente alienígena? Y la pregunta más importante de todas, ¿qué cara se te queda cuando un extraterrestre te felicita el Año Nuevo en pleno mes de junio?


Clon

Tras Feliz Año Nuevo acordé con Minotauro la edición de un texto más personal. Y así surgió Clon, una novela corta y experimental construida a partir de los relatos breves que aparecían en esta página. Fue lo último que publiqué con esa editorial y, mejor aún, la última ficción que escribí. A partir de este libro dejé que fluyera mi clon filósofo y escribiera textos como los que aparecen aquí o aquí.

Clon.

Texto promocional: Aquella colección de souvenirs, regalos que su padre le había traído de sus viajes. Hamburguesas con sabor a café. Pompas que surgen del sumidero del fregadero y le impiden entrar en la cocina. Uñas tan largas que cobijan bahías. Teatros abarrotados para ver sus éxitos como ventrílocuo… Al morir, L. M. vio pasar por delante de sus ojos multitud de recuerdos. Pero no todos eran suyos.
Eran los recuerdos de sus clones. Las vivencias de todos los L. M. que han pasado por este planeta, y por otros planetas. De todos sus iguales que, sumados, dan sentido a toda su vida. Y son los relatos cortos que L. M. ha ido recopilando durante años en Cero23, el blog que se lee en menos de lo que dura un parpadeo, 0,23 segundos.


Y, de momento, hasta aquí. Muchas gracias.